Nuestro Mundial

La columna semanal de Mati Pelliccioni.


4 de 12 y suenan las alarmas. Solo una victoria en cuatro partidos y las flores de la primavera de la primera fecha parecen marchitarse. Los dos grandes de visitante tal vez hagan atenuar un tanto los golpes fuera de casa pero, al fin y al cabo, son puntos en el camino.

El juego parece conformar al DT pero eso hay que plasmarlo en la red en una situación limite como la que vive Vélez Sarsfield. Tenencia y tibieza en La Bombonera nos hace preguntar donde estamos parados. Lamentablemente vivimos de resultados. Resultados que necesitamos. Resultados que tienen que empezar a darse ya.

Ganar el domingo. Otra no queda. Hubo fecha FIFA y arranca otro torneo. Y acá hacemos un corte. Barajar y dar de nuevo. A partir de ahora enfrentamos 5 de 6 rivales directos en fila. Seis partidos que hay que pasar para que fin de año nos encuentre sonrientes. Acá tiene que aparecer el equipo. Acá se tiene que plantar Vélez. La chapa a relucir y a otra cosa.

Hagamos de cuenta que es un nuevo mini torneo. Nuestro torneo. Nuestro Mundial. A mentalizarse, señores: Son todas finales. Si Vélez sale bien parado de esta seguidilla de partidos saldrá (un poco) del océano donde esta sumergido hace tanto. Así podrá tomar aire y respirar. Se podrá esquivar la palabra "descenso" en cualquier discusión de fortineros después de un largo tiempo.

Por eso es clave lo que se viene. ¿Qué se viene? San Martin de Tucuman ahora, Talleres en Córdoba el sábado 22, Aldosivi en Liniers el primer lunes de Octubre, el Santo sanjuanino de visitante y los dos seguidos de local: Gimnasia y Belgrano.

Arranca uno de los meses más importantes en los últimos tiempos. Hay que sumar y salir. No seremos campeones del mundo si el balance es positivo pero será lo más parecido...



Próximo partido

Videos

Vídeo sobre los primeros 100 años de historia del glorioso Fortín de Villa Luro.